Mentada de Padre

Dirigida por Fernando Rovzar y Mark Alazraki, protagonizada por Osvaldo Benavides, Mauricio Isaac, Mauricio Barrientos, Antonio Gaona, Sofía Sisniega, Ximena Romo y Héctor Suárez.

Con una premisa trillada, pero anclada en una idea bastante original, esta cinta busca un ángulo diferente a la comedia de familia mezclando conceptos actuales con otros de hace setenta años.

Don Lauro Márquez (Héctor Suárez) es un viejo machista y amargado que en su lecho de muerte convoca a sus cuatro hijos retándolos a competir entre si para ser merecedores de su cuantiosa herencia. Hasta aquí, nada extraño, pero los directores le dan un giro a la historia convirtiendo a la competencia en un Reality Show Radial, lo cual obsesiona por completo al pueblo.

Siendo estrictos, esta cinta es una farsa, que pretende retratar el México de los años 40 y mostrar sus similitudes con la actualidad, aprovechando para burlarse de los estereotipos y de algunos personajes históricos, siendo este punto, donde se consiguen los mejores chistes, pues el personaje de Iker (Mauricio Barrientos, El Diablito) es el mejor desarrollado de todos y su caricatura mordaz es el punto más logrado del guion. Del resto de los personajes poco se puede decir, no están completamente construidos y sus personalidades son unidimensionales, aunque todos comparten algo, en el fondo se reconocen como fracasados y fraudes.

La cinta cuenta con una producción excelente, sobresaliendo en todos los aspectos visuales: las locaciones, los escenarios, los vestuarios y la recreación de la época, pero la atención a estos detalles hace que los defectos sean más notorios. Buscando recrear el ambiente de la época de oro recurren a audios de aquellos tiempos en lugar de reconstruirlos y las escenas musicales terminan fallando ante un lipsync bastante mediocre.

Los directores tiene experiencia en televisión, siendo este su debut en la pantalla grande y eso termina siendo muy claro. La mayoría de los chistes son simplones y optan por el recurso fácil del lenguaje soez, la misoginia, las situaciones sexuales y escatológicas. Todos los personajes están sobre actuados a excepción de Ximena Romo, cuyas breves apariciones la hacen destacarse del resto del elenco.

Sólo se puede imaginar lo que un director más experimentado o capaz hubiera conseguido con una idea que no es mala, pero que no termina por cuajar. Lo que pretendía ser una crítica termina siendo aquello que buscaba criticar y salvo algunos detalles tenemos una cinta que no se diferencia del resto de las comedias que abundan actualmente en el cine mexicano, llena de situaciones que podemos ver cualquier noche en la televisión y con muchas menos pretensiones.

Mentada de padre es una cinta que conseguirá divertir a un segmento del público, pero que muy difícilmente trascenderá. Tenía elementos para ser una historia ácida pero se queda en el intento.

7/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s