Historias de miedo para contar en la oscuridad

Dirigida por André Øvredal, protagonizada por Austin Abrams, Zoe Margaret Colletti, Michael Garza, Gabriel Rush y Gil Bellows.

¿Aún es posible que los niños se asusten leyendo un libro? En los ochenta eso era común y pocas cosas gustaban más a los adolescentes que un buen susto. Rescatando esa idea y partiendo de la trilogía escrita por Alvin Schwartz, Guillermo Del Toro produce una historia que busca recrear esa experiencia en las nuevas generaciones tomando algunos de los relatos más conocidos de la serie e integrándolos en una sola narrativa.

Esto es lo que permite llevar la trama a la pantalla grande y diferenciarla de una serie de televisión, pues el material original son las historias cortas extraídas del folclore norteamericano y diseñadas para ser narradas a la luz de una fogata o leídas en la oscuridad de una habitación. Asi tenemos como protagonistas a un grupo de amigos, que estudian en la Secundaria de Mill Valley y que en la noche de Halloween se escapan de el abusador local sólo para caer en un peligro mayor.

Partiendo de “La Casa Embrujada” la trama se desarrolla a partir de un libro perteneciente a una chica que se suicidó años atrás, dando pie a una leyenda local. El libro de Sarah Bellows esconde una maldición y al abrirlo, las historias que contiene se convierten en realidad, condenando a aquellos que se atrevieron a tomarlo.

Siguiendo la tendencia de usar a adolescentes en escenarios retro (la historia se ambienta a finales de los 70), el director construye situaciones de gran tensión que generan angustia en el público. La cinta tiene un presupuesto bajo, por lo cual los efectos son limitados y se recurre a las marionetas y al maquillaje, la marca registrada de Del Toro.

Cada uno de los protagonistas queda atrapado en una historia y corresponde a Stella (Zoe Colletti) develar el misterio e intentar detener el horror que desencadeno. Cada una de los cuentos tiene como eje un horror, relacionado directamente con quien será la presa y todos consiguen su objetivo, pues la narrativa se alenta y el miedo es palpable aunque predecible, debido a la repetición de las estructuras. Un peligro se cierne y no es posible escapar de el.

La cinta cumple completamente hasta la penúltima historia en la cual los efectos de la vieja escuela se sustituyen por CGI y la diferencia es notoria para mal, se evidencia la falta de presupuesto y a pesar del buen diseño de personajes, no puede evitarse la sensación de falsedad y el contraste con el resto de las escenas.

También es imposible comparar esta cinta con otros productos similares, de los cuales sobran ejemplos en años recientes, pero el resultado final es satisfactorio debido principalmente al respeto del material original, dejando la base para posibles secuelas.

En resumen una historia que podrá asustar a los niños y quizás a algunos adolescentes, pero principalmente hará que los mayores de 40 años recuerden un tiempo en que todo lo que hacia falta era una buena historia y una imaginación activa

8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s