Rápidos y Furiosos – Hobbs y Shaw

Dirigida por David Leitch, protagonizada por Dwayne Johnson, Jason Statham, Idris Elba, Vanessa Kirby y Eiza González.

En el mundo de los héroes de acción la animadversión y el mutuo desagrado siempre quedan de lado cuando un maloso amenaza al mundo. Cumpliendo esta regla, Luke Hobbs (Johnson) y Deckard Shaw (Statham) unen fuerza y músculos para enfrentarse al diabólico Brixton Lore (Elba), el “Superman Negro”, un villano al más puro estilo de las cintas ochenteras de James Bond.

El director David Leitch, quien nos ha entregado frenéticas cintas de acción y violencia como John Wick, Atómica y Deadpool 2, se mantiene fiel a su estilo y construye un espectáculo visual para el lucimiento de sus protagonistas. Una edición rápida con escenas que parecen salir de la pantalla y el inevitable soundtrack repleto de rock esta cinta es definitivamente el sueño de cualquier aficionado a la adrenalina y la testosterona.

Una catarata de clichés y obviedades que pudiera parecer destinada a naufragar se convierte en un regalo para el espectador debido al oficio y la entrega de todos los involucrados. La química entre Johnson y Statham está más que probada y su relación de amor-odio funciona cada vez que comparten espacio en la pantalla.

Después de nueve cintas y más de 5 mil millones de dólares la franquicia no se agota y el público quiere más de estos anti héroes que promueven la amistad y la familia pero al final prefieren a sus autos y a sus armas. Seamos sinceros nadie va a ver estas cintas para conmoverse con el mensaje los fans quieren acción, chistes, explosiones y golpes; y eso precisamente es lo que obtienen a cambio de su dinero.

Hobbs y Shaw no sólo es un “spin-oiff” es una evolución. Una historia completamente conciente de sus ansurdos y sus incoherencias, pero que no detiene para explotar al máximo las capacidades de una sala 4XD. Guardando toda proporción estamos ante una versión milennial de Bud Spencer y Terence Hill con toques de Misión Imposible y Deadpool. Cada personaje conoce su rol y lo cumple a la perfección, no hay despercicio si el espectador sabe a que entra al cine.

La familia no sólo es un apoyo, como en toda comedia también es un dolor de cabeza y las situaciones incomodas son el aderezo perfecto para la acción que no se detiene. Las rutinas de la hermana sexy y ruda y la familia samoana casi siempre resultan. Lo más rescatable de la cinta es sin duda Vanessa Kirby quien se roba cada escena en la cual participa y debería convertirse en una gran estrella en el futuro cercano.

¿Quién es mejor? ¿El tamaño importa? ¿Son los villanos más carismáticos que los héroes? Lo único seguro es que las dos horas y media de esta película no decepcionaran a los fanáticos de la serie y nos garantizan furia y rapidez para muchos años.

8.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s