STUBER, locos al volante

Dirigida por Michael Dowes, protagonizada por Dave Bautista, Kumail Nanjiani, Mira Sorvino, Natalie Morales e Iko Uwais.

En el cine hay clichés tan viejos como el medio mismo y aunque algunos parecen agotados, de vez en cuando se encuentra la forma de refrescarlos. La pareja dispareja es por si mismo un subgénero de la comedia y pocas parejas lo son más que Dave Bautista (007: Spectre) y Kumail Nanjiani (Portlandia).

Tuber es una comedia de acción dirigida principalmente al publico estadounidense, con chistes y situaciones propias de una ciudad promedio. Los personajes son totalmente estereotipados y el humor es directo.

Situ (Nanjiani) es un gentil y sensible empleado en una tienda de deportes, esta enamorado de su compañera Becca y maneja un Uber para obtener ingresos extras y poder iniciar su propio negocio. Vic Manning (Bautista) es un rudo policía de narcóticos, con problemas para relacionarse y que esta obsesionado con vengar la muerte de su compañera.

Cuando Vic se somete a una cirugía laser queda imposibilitado para perseguir a un sospechoso, pero afortunadamente su hija Nicole (Natalie Morales) le abre una cuenta de Uber y esta es la circunstancia que une a los protagonistas.

Aunque Bautista y Manning tienen experiencia en la comedia, sus personajes por si solos no terminan de cuajar, sus acciones y diálogos están llenos de lugares comunes y esto hace que el primer tercio de cinta parezca no ir a ningún lado, pero una vez que se conocen, su química salva la película. El humor físico y una poco original pero afortunada serie de chistes racistas, sexistas y clasistas hacen que el resto de la historia tome ritmo y proporciona los mejores momentos, lo cual en tiempos de corrección política se agradece bastante.

Aunque el filme se siente como hora y media de product placement, las bromas basadas en el sistema Uber y los conductores afiliados funcionan bien y son parte integral de la trama que cumple con lo que se espera de una comedia a veces disparatada.

Golpes, caídas, disparos, malos entendidos y los ya infaltables chistes sobre la igualdad de género y la inversión de roles. Tampoco faltan los giros a la trama y los discursos sobre abrazar los sentimientos y las relaciones sentimentales.

STUBER es una comedia que al final sale bien librada y consigue que el espectador salga contento con el resultado final: hora y media de diversión sin mayores presunciones. Al final quien busca convertirse en un conductor de cinco estrellas, termina convertido en un héroe de cinco estrellas.

Recomendada para ver en pareja, sobre todo por los diálogos y situaciones con los cuales se identificarán sin duda.

7.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s