LETO: Un verano de amor y rock

Dirigida por  Kirill Serebrennikov, con Teo Yoo, Roma Zver e Irina Starshenbaum.

“¡Verano!
Estoy gordo, como una chuleta.
Hay tiempo, pero no hay dinero.
Pero no me importa.”

En el verano de 1981, en un sencillo apartamento de Leningrado, nacía la amistad entre dos músicos fundamentales para la escena del rock underground de la extinta Unión Soviética.

Por un lado Mike Naumenko, interpretado por el vocalista y guitarrista de Zveri, Roma Zver; quien fue formador del Club de Rock de la ciudad, donde presentaba a la juventud versiones adaptadas de música Inglesa y Norteamericana, asi como a nuevas bandas. Un estudioso y entusiasta del rock clásico de finales de los 60 y los 70.

Por el otro, está Viktor Tsoi, futuro ícono del Rock Ruso, quien entonces contaba apenas 18 años, pero desbordaba talento y presencia escénica. Esto fue detectado de inmediato por MIke, quien funge como un consejero y mentor para Viktor, ayudándole a mejorar el sonido de su música y la producción de sus grabaciones. Viktor tenia un estilo más contemporáneo y veía el futuro en el Post-punk y el New Wave.

La relación entre ambos y el proceso que llevó a la primera grabación de su banda Garin y los hiperboloides, posteriormente renombrada KIno, reconocida como una de las más influyentes en la historia de Rusia.

Serebrennikov, ademas de director de cine lo es de teatro y esto se nota en la cinta, muchas secuencias bien pueden ser parte de una obra musical , los planos largos, los movimientos de los personajes en espacios cerrados, ademas de un narrador omniniciente que interrumpe la narrativa para recordar que todo es una ficción. A eso debemos agregar la propuesta gráfica que usa el blanco y negro, pero utiliza ciertos toques de color, representaciones de portadas de discos clásicos y una serie de animaciones que asemejan dibujos con gises y le dan a ciertas escenas un significado de anotaciones, de interpretaciones personales de ciertos pasajes.

Basada en las memorias de Natalya, la esposa de Mike, la cinta es totalmente imprecisa en los datos históricos, así como en la ambientación de lugares y personas. Estamos no ante una biopic clásica sino más bien a una versión de los frecuerdos de ciertos momentos trascendentes para los protagonistas.

Más allá de el guión los valores de la cinta recaen en lo estético, en lo visual y en la producción de los números musicales, que convierten a buena parte de la cinta en un musical, con canciones colocadas específicamente para apoyar los acontecimientos, dan voz a los pensamientos y sentimientos de los personajes y hacer avanzar una historia en la cual no pasa mucho.

“Sé que mañana un estudiante podría romper mi árbol.
Sé que mi árbol pronto me dejará,
Pero mientras él está aquí, siempre estoy a su lado.”

Al final la amistad, el éxito, la música, son como el verano. Una época fugaz pero cuyo recuerdo siempre da calor y alegría.

Una cinta recomendable para los melómanos, pero que desconcertara al público en general por la forma no lineal en que esta narrada. Vale la pena principalmente por las actuaciones y las interpretaciones musicales, tanto los temas propios de los protagonistas como las versiones de canciones clásicas.

LETO: Un verano de amor y música se estrena el 12 de julio en 35 salas de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey principalmente.

8.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s