Hotel Mumbai, el atentado

Dirigida por Anthony Maras, protagonizada por Dev Patel, Armie Hammer, Nazanin Boniadi, Jason Isaacs, Tilda Cobham-Hervey y Anupam Kher.

Basada en el documental de 2009, “Surviving Mumbai”, esta cinta narra una parte de los trágicos ataques del 26/11 en la India, centrándose en los clientes y empleados del Hotel Taj Mahal Palace, uno de los más lujosos y exclusivos del pais, quienes se enfrentaron no solamente a un grupo de terroristas paquistaníes, también a un sistema de seguridad completamente incapaz de responder a este tipo de emergencias.

Siguiendo el esquema de las películas de desastres, tenemos a varios personajes cuyas historias terminan por cruzarse, unos son turistas y otros son empleados del hotel. Sus acciones y decisiones marcarán el tono dramático de el filme que resalta, altera u omite algunos de los hechos para darle continuidad al guión.

Narrada por momentos con un realismo crudo y en otros con un sentimentalismo manipulador, el resultado es inconsistente pues el director no termina por comprometerse con una idea, de alguna forma todos los personajes terminan siendo en mayor o menor medida víctimas de las circunstancias.

En primer lugar, los atacantes son mostrados como carne de cañon, fieles a sus convicciones y creencias, pero también se tornan frágiles y dubitativos cuando algo les enfrenta con otro aspecto de la situación que viven.

Los empleados del hotel son los verdaderos héroes de la historia, se sacrifican para salvar a sus huéspedes siguiendo el lema “El huesped es Dios”, poniendo su vocación de servicio por encima de su propia seguridad. Quizas este es el punto más interesante y digno de analizar pues vemos como se sobreponen al racismo y al menosprecio por parte de los turistas, al final de cuentas, ellos están para servirles y al mismo tiempo se parecen a los atacantes, su color de piel, su idioma y su forma de vestir los convierten en los otros, en sospechosos, en no civilizados.

Los huéspedes son un grupo privilegiado, no en balde están en un hotel de máximo lujo y ello les impide pensar y actuar racionalmente, sus temores, sus prejuicios y su aislamiento de la realidad les llevan a tomar decisiones totalmente cuestionables y en su mayoría equivocadas, pues lo que les importa es salvar su vida y los demás deben protegerlos, aun a costa de exponerse todavía más. Hay por supuestos, excepciones. Los protagonistas se sacrifican por el bien de sus seres queridos y dan un paso al frente para guiar a un grupo completamente desorientado.

Para terminar, la policía local termina siendo exhibida, no sólo carece de toda preparación , también de apoyo. Este punto que bien se pudo manejar para mostrar la falta de pericia de las autoridades, no se explota y termina matizándose para resaltar el heroísmo delos sobrevivientes.

En conclusión, una oportunidad de mostrar la intolerancia, la ineptitud, el miedo y el odio humano termina siendo un drama de sobre vivencia con un final agridulce.

8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s